13/02/2017

Teenage Engineering OD-11: 40 años de innovación en altavoces

teenage-engineering-od-11-40-anos-de-innovacion-en-altavoces

Teenage Engineering OD-11: 40 años de innovación en altavoces

OD-11 es un altavoz que combina las innovaciones que introdujo hace cuarenta años el visionario diseñador sueco Stig Carlsson con las últimas tecnologías en audio inalámbrico disponibles hoy día.

Un poco de historia

La mayoría de altavoces se diseñan para ofrecer el mejor rendimiento en un entorno controlado como puede ser una cámara anecoica donde no hay rebotes ni cancelaciones de frecuencias. En la vida real, donde vayamos a escuchar música dista mucho de ser un lugar neutro. Tras décadas de trabajo, en 1974 Stig Carlsson lanzó el OD-11 original, también conocido como “el cubo de Carlsson”, que ofrecía unas innovaciones únicas.

oldODvsnewOD

Su diseño se basaba en un sistema de dos vías (1+1 = 11) que incorporaba un filtro crossover de alta calidad que, junto al posicionamiento en ángulo del woofer y el tweeter y el uso de plástico reforzado con fibra de vidrio en el deflector permitían una direccionalidad del sonido en diagonal. Las siglas OD corresponden al acrónimo orto direccional y se aplica al OD-11 debido a cómo están colocados tanto del woofer como del tweeter, resultando ideal para ofrecer un sonido natural y bien distribuido independientemente de que se ubiquen en el suelo, una estantería o empotrados en un muro. No es ninguna sorpresa que entre 1974 y 1978 se vendieran más de cien mil unidades del OD-11 original.

Presente y futuro

Cuando Teenage Engineering decidió rescatar el OD-11 desde luego no fue para darle un simple lavado de cara. Tenía que implementar las últimas tecnologías. Incorpora un amplificador de 100 W clase D capaz de ofrecer una respuesta de frecuencia de 28 a 20000 Hz. Su ordenador incorporado, dotado de conectividad WIFI, permite el uso de OD-11 con cualquier aplicación compatible con AirPlay, de manera que podemos usarlo con total comodidad desde una Apple TV, un iPhone, un iPad o nuestro Mac. Podemos dejar que los OD-11 se configuren automáticamente en estéreo cuando disponemos de más de un altavoz o elegir manualmente cuál será el altavoz izquierdo y cuál el derecho.También tenemos la posibilidad de utilizar las conexiones analógicas o digitales que dispone para conectarlos a nuestro reproductor favorito.

Contrólalo como quieras

Un altavoz como el OD-11 necesita un mando a distancia a la altura para poder controlar el volumen, salto de pista o pausar la música. y por ese motivo el Ortho Remote ha sido diseñado específicamente para sacar el máximo rendimiento combinando funcionalidad con diseño minimalista. Si buscamos la comodidad de controlar OD-11 desde nuestro iPhone también está disponible Orthoplay, una app con los mismos controles que Ortho Remote. Igualmente, mediante Airplay desde la aplicación que estemos utilizando para reproducir nuestra música, tendremos pleno acceso a estos controles.

Reconocimiento

Tanto esmero y cariño a la hora de lanzar el nuevo OD-11 tenía que obtener su reconocimiento, con lo que no es de extrañar que haya conseguido numerosos premios como el London Design Award al mejor diseño u obtener el “Best in test” de la revista Ljud & Bild.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *