01/09/2015

Making Music: Piensa como un aficionado

makingmusic

Esta es la traducción del séptimo capítulo disponible en la web de Making Music. Creative Strategies for Electronic Music Producers. Un libro escrito por Dennis DeSantis y editado por Ableton con una colección de soluciones frente a bloqueos creativos.

Problema:

Desde que comenzaste a ponerte “en serio” en la creación musical comenzaste en secreto a divertirte menos. Recuerdas (vagamente) un tiempo en el que no te encontrabas de este modo. Cuando no tenías aspiraciones de convertirte en un profesional, hacer música siempre fue una excelente manera de relajarte. Pero ahora que estás preocupado por el “éxito”, tu alegría infantil haciendo sonidos ha desaparecido y ha sido reemplazado por tu deseo de acabar canciones (o incluso más preocupante: ser famoso). Aunque este libro trata principalmente sobre encontrar maneras de que acabes tu música, a veces hay ventajas al olvidar la manera de pensar por completo y en su lugar simplemente disfrutar del proceso de hacer música como objetivo por sí mismo.

Solución:

Cuando alguien se refiere a si mismo como aficionado, normalmente implica que está menos cualificado o  es tiene menos talento que un profesional en el mismo campo. Como aficionado, se asume que es alguien al que le gustaría ser profesional pero que no ha sido capaz de alcanzar este nivel. Pero a pesar de estas connotaciones negativas, la palabra “aficionado” en realidad simplemente significa “amante de” y hay muchos aficionados en todos los campos que están trabajando a un nivel muy alto. Y todavía hay muchos más que no son grandes en lo que hacen pero se lo están pasando bien.

Piensa en algo que consideres un hobby, algo (además de la música) que harías en tu tiempo libre. Tal vez corras maratones o elabores cerveza o tomes fotografías de la vida salvaje. Sea lo que sea, ¿has considerado en hacerlo profesionalmente? Seguramente no y lo más probable es que no sea porque no seas los suficientemente bueno (tanto si lo eres como si no, probablemente sea irrelevante respecto a tu decisión) sino más bien por el mismo hecho de que tener un hobby significa que es algo que haces que no es trabajo. En su lugar, es una oportunidad de gastar el tiempo en algo divertido y satisfactorio que no lleva consigo ninguna presión externa para tener éxito, ganarte la vida, etc…

Los músicos electrónicos, más que otros músicos que estén trabajando en otros géneros, parece que tienen más dificultades a la hora de relacionarse con la música como hobby. Quizás esto sea porque herramientas como las DAWs están diseñadas con una mentalidad de grabación fundamentalmente. Piensa en la gente que conoces que tienen una guitarra acústica. Simplemente sacarla y tocar durante unos minutos mientras están sentados en el sofá alcance sus aspiraciones musicales y no lo ven como un fallo. No se lamentan sobre su incapacidad para conseguir conciertos o escribir más música o conseguir un contrato discográfico. Tienes exactamente la relación con la música que quieren. De hecho, generalmente no graban lo que tocan. Una vez está en el aire, se fue.

Por definición, ser un profesional significa tener tiempo para gastar en, por lo menos, pensar sobre el mercado de trabajo. ¿Hay público para la música que estás haciendo? Si no, está garantizado que falles. Los aficionados, por otro lado, nunca tienen que pensar en estas cuestiones después de todo. Esto los libera de hacer música para ellos por completo, según sus propios términos.

Una manera fácil de hacerlo es ponerte en un contexto musical en el que seas un aficionado, experimentando con un género en el que no tengas una experiencia previa. ¿Eres un productor de hip hop comprometido? Prueba haciendo un tema de House. Tus expectativas está obligadas a ser más bajas simplemente porque no tienes éxitos o fracasos previos para medir tu actual trabajo. Incluso si odias los resultados, seguramente hayas aprendido algo de la experiencia.

Incluso si aspiras a ganarte la vida fuera de la creación de música original, puede ser de ayuda pensar como un aficionado para reducir tu stress y devolver la diversión a tu tiempo para hacer música. Los aficionados a menudo tienen una experiencia genuinamente más placentera que los profesionales trabajando en el mismo terreno y esto es casi seguro porque son libres de presiones externas. Si puedes inculcar esta mentalidad en tu trabajo probablemente obtengas un mejor resultado y disfrutes más de tu tiempo.

Texto original disponible aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *