18/07/2016

Making Music: Tensión dramática

makingmusic

Esta es la traducción del vigésimo capítulo disponible en la web de Making Music. Creative Strategies for Electronic Music Producers. Un libro escrito por Dennis DeSantis y editado por Ableton con una colección de soluciones frente a bloqueos creativos.

Problema:

Parece que no puedes crear un arreglo que parezca un viaje musical convincente. Puedes poner varias partes de la canción juntas y moverte por ellas, pero no parece que cree la sensación que obtienes cuando escuchas tu música favorita. Te resulta muy duro crear un sentido de drama o tensión y relajación. No entiendes como estructurar los tiempos musicales de manera convincente en el transcurso de 4-10 minutos (¡y te sorprendes cómo un buen DJ puede hacerlo durante horas!).

Solución:

Hay muchas maneras diferentes de organizar tus materiales musicales en el tiempo, pero una de las más exitosas es una estructura en tres partes que se llama arco dramático que se usa mucho en teatros, películas y otros entornos narrativos o dramáticos.
El arco dramático se refiere a tres secciones principales: Exposición, climax y desenlace (dénouement), que están conectadas a la acción de desarrollo al principio y la acción de caída hacia el final. Encontrarás una representación gráfica de este arco (conocido como pirámide de Freytag) a continuación:


Exposición: En las historias, esta es la introducción de los personajes y situación de la escena. En la música, la exposición es la introducción de lo materiales musicales (melodías, progresiones armónicas, ideas rítmicas, etc…) que aparecerán a lo largo de la pieza.
Tensión dramática creciente: Esta es la sección donde la tensión se construye hacia el climax. En las historias, esto acostumbra a significar un conflicto entre el protagonista y los adversarios. En la música, esto puede significar variaciones y mutaciones de los materiales que fueron introducidos en la exposición.
Climax: Este es el pico de la tensión dramática en el trabajo. En una historia, a menudo es el “momento crucial” para los protagonistas, el punto en el que la suerte cambia de mala a buena o viceversa. En música, el climax a menudo se traslada en un repentino incremento en la densidad de las texturas (por ejemplo, “El drop” en el dubstep o la EDM).
Acción dramática descendiente: Esta es la sección en la que la tensión se relaja tras el climax. En las historias, esta sección sirve para resolver conflictos pendientes del climax. En la música, esta sección puede ser un espejo de la actividad de la sección de desarrollo.
Dénouement: En las historias, el dénouement (desenlace) a menudo es un espejo de la exposición, en el cual los personajes vuelven a la normalidad tras los eventos que añadieron tensión a la historia. En la música, esto puede significar volver a enunciar materiales musicales (por ejemplo, un estribillo que se repite) o una disolución gradual (por ejemplo, un fundido hacia el silencio).

Mientras que el arco dramático se toma normalmente como una estructura formal para la pieza como un todo, en música también puede ser usado como estructura para componentes más pequeños (o más grandes). A niveles más pequeños, una idea melódica simple puede ser estructurada como un arco dramático. Considera una melodía que asciende hasta un pico antes de volver a caer hacia su tono inicial. Como ejemplo de que esto es bastante literal, con un contorno melódico (mira Creando melodías 1: Contorno) que visualmente coincida con la pirámide de Freytag. Por supuesto, también es posible construir tensión sin tener que ascender a un tono superior. En una escala más grande, una buena sesión de DJ a menudo sigue algo parecido a un arco dramático también, creando tensión hasta llegar al climax en el transcurso de una hora o más, antes de volver a un nivel de energía más bajo que dure el mismo tiempo.
Por supuesto, hay muchos tipos de formas musicales que no tengan nada que ver con una tensión dramática convencional. Géneros como el dub o el minimal techno, por ejemplo, no tienen una construcción clara hacia un climax. En esta música, la tensión dramática se crea de manera distinta, a menudo a través de una cuidadosa atención al diseño sonoro y los cambios sutiles dentro de una textura estática a través del tiempo. Pero en algunas situaciones, usando un arco dramático como modelo para una forma musical puede trabajar extremadamente bien.

Texto original disponible aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *