20/01/2016

Making Music: Silencio y ruido

makingmusic

Esta es la traducción del decimotercer capítulo disponible en la web de Making Music. Creative Strategies for Electronic Music Producers. Un libro escrito por Dennis DeSantis y editado por Ableton con una colección de soluciones frente a bloqueos creativos.

Silencio y ruido

Problema:

Comprendes que los componentes fundamentales de la música son el sonido, armonía, melodía, ritmo y forma. Pero no estás seguro si hay algo más ocurriendo en la música que te inspira y tampoco te es fácil encontrarlo en tu propia música.

Es habitual pensar que la “música” es lo que escuchas directamente (las notas que tocan instrumentos lo que de otro modo sería un espacio vacío) pero un acercamiento más interesante es reconocer y tomar ventaja del hecho que el silencio y el ruido fortuito pueden convertirse en partes fundamentales de la textura musical. Pueden ser un componente más del sonido de tu música como lo puede ser una línea de bajo.

Aquí tienes algunas maneras de empezar a usar el sonido y el ruido en tu música.

Solución:

Escucha otras músicas y piensa sobre lo que está ocurriendo en los espacios entre notas. ¿Existe un completo silencio? En mucha música, encontrarás que en algunos momentos dados hay siempre por lo menos algo que puedes oir. Incluso en texturas dispresas, siempre acostumbra a haber un poco de reverb, delay u otros ambientes que cubren los huecos entre notas. Puedes conseguir esta textura fácilmente añadiendo sutiles efectos espaciales a ciertos elementos.

Pero en algunas músicas, el espacio entre notas es un silencio absoluto. Escucha, por ejemplo, la música de artistas como AtomTM. Aquí, la reverb se utiliza excasamente y cada gesto musical parece entrar y salir de un fondo de espacio vacío. El resultado es una textura general que resulta extremadamente limpia, con precisión de cirujano y muy “digital”. Para hacer música que evoque este sentimiento, necesitarás ser muy cuidadoso con los efectos espaciales junto a la colocación y duración de tus sonidos. Los acordes largos sostenidos podrían no tener sentido en este contexto al igual que tampoco lo tendrían sonidos con ataques y desvanecimientos lentos. Tal vez te ayude si piensas en que todo se comporte como un elemento corto, percusivo.

En el otro lado del espectro, algunas músicas no tienen nada e silencio, con cada espacio entre notas rellenado con algo tipo de ambiente o ruido que está tan presente que es tan importante a la textura como el sonido “intencionado”. El Dub Techno, tal y como ejemplifican artistas como Rhythm & Sound, se define ampliamente por este tipo de acercamiento al espacio. Mientras que las capas instrumentales son bastante escasas, siempre hay una capa constante de ruido que sugiere el uso de equipos rotos antiguos y misteriosos.

Este tipo de ambiente puede ser difícil de conseguir en los entornos ultra limpios de las DAW modernas, pero aquí tienes algunas maneras de crearlo:

– Graba el sonido de un micrófono abierto en una habitación silenciosa (o incluso simplemente un canal de tu interfaz de audio sin nada conectado) y sube el nivel de grabación dramáticamente. El ruido inherente de micros, previos e interfaces de audio puede tomar un nuevo carácter cuando se realzan lo suficiente como para ser oído como un elemento intencional en una mezcla.

– Muestrea el sonido de la aguja de un plato en la parte final de un disco de vinilo.

– Las grabaciones de campo de cualquier tipo de fuente pueden tomar el carácter de ruido abstracto si se procesan correctamente. Prueba aplicando mucha reverb en grabaciones urbanas, de fábricas o de la naturaleza.

– Ciertos plus-ins están diseñados específicamente para crear ruido artificial, aunque a veces pueden sonar demasiado consistentes (y por lo tanto, artificiales) si no se han procesado fuertemente.

– Si tu DAW tienes esta funcionalidad, prueba creado loops que se retroalimenten enviando la salida y entrada de una pista a sí misma, ajustando (cuidadosamente) el nivel de envío y grabando entonces la salida. Puedes crear muchos tipos de ruidos interesantes con esta técnica, especialmente cuando se usan los efectos en la pista de retorno.

Tanto si estás intentando incorporar ruido como un elemento de la composición como si andas detrás de texturas ultra-limpias, casi clínicas, es muy importante pensar cuidadosamente en qué está ocurriendo entre las notas de tu música y tomar decisiones conscientemente de como hacer un uso musical de este espacio.

Texto original disponible aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *