15/06/2016

Making Music: Humanizando con envolventes de automatización

makingmusic

Esta es la traducción del decimoctavo capítulo disponible en la web de Making Music. Creative Strategies for Electronic Music Producers. Un libro escrito por Dennis DeSantis y editado por Ableton con una colección de soluciones frente a bloqueos creativos.

Problema:

Cuando los músicos tocan instrumentos en vivo, hay variaciones sutiles y constantes en la afinación y la longitud de las notas que ayudan a crear la sensación de que la música está “viva”. ¿Cómo puedes recrear este efecto en la música electrónica?

El instrumentos más tradicionales, todas o la mayor parte de los estados de la envolvente de amplitud están bajo el control del ejecutante por completo. En algunos instrumentos (como instrumentos de viento, metales e instrumentos de cuerdas sin trastes), el músico también controla la afinación de cada nota. Pero la mayoría de instrumentos electrónicos utilizan un generador de envolvente para determinar las características de la amplitud del sonido y utilizan una afinación temperada convencional para determinar el tono. Esto hace que estos instrumentos sean predecibles y fáciles de tocar, pero a cambio de de perder algo de sutileza y expresión que dan a la música no electrónica su carácter humano. Aquí tienes algunas ideas sobre como utilizar las envolventes de automatización de tu DAW para ofrecer algo de humanización a cualquier instrumento electrónico.

Solución:

La mayor parte del tiempo programar un sintetizador consiste en ajustar los valores de los parámetros que definen el sonido y entonces muchas veces dejarlos tal cual. Muchos productores emplean algunas automatizaciones para dar al sonido un cierto movimiento, pero esto a menudo se aplica a unos como controles (la frecuencia de corte del filtro y, tal vez, la resonancia). Pero aplicando incluso automatizaciones sutiles a algunos parámetros más, puedes crear sonidos más ricos y orgánicos.

En vez de tratar los parámetros de la envolvente de amplitud como valores estáticos, prueba a aplicar automatizaciones para cambiar estos valores en el transcurso de una frase o incluso sobre un arreglo completo. En particular, variando los tiempos de ataque y el decaimiento puedes crear sutiles cambios en la percepción de la duración de las notas. En muchos casos, los valores de parámetros usados no importarán realmente mucho. Esto significa que que tal vez seas capaz de conseguir un efecto similar usando herramientas para generar parámetros aleatorios (si tu DAW te lo permite) en vez de crear una curva de automatización para las envolventes larga. Pero si incluso eliges utilizar automatización, seguramente encontrarás que supone menos trabajo que ir editando las duraciones de notas individuales.

Adicionalmente, prueba a utilizar la automatización para crear pequeñas variaciones en la afinación global del sinte. Es crítico que estos cambios sean extremadamente pequeños. El objetivo es simular el tipo de errores humanos en la entonación que dan ese carácter “en vivo” a los instrumentos pero si retocamos afinaciones más allá de unas pocas centésimas seguramente consigamos que suene desafinado. Como en las envolventes de amplitud, Los valores de afinación actuales realmente no importen mucho, lo que significa que puedas ser capaz de conseguir el mismo efecto a través de generadores aleatorios.

Aplicando automatizaciones sutiles o aleatoriedad a los parámetros de la envolvente y el tono puedes emular un montón de características sutiles que hacen que los instrumentos en vivo suenen tan orgánicos. No hay ninguna razón para detenerse sólo con estos parámetros. Los sintetizadores modernos, zampares y efectos a menudo tienen un gran número de parámetros ajustables, muchos de ellos a menudo ignorados u olvidados una vez los hemos ajustado. Prueba experimentando con cambios en la automatización sutiles a cualquiera de esos parámetros igualmente. Puede ser que encuentres que los resultados suenen artificiales y extraños, pero también es posible que este sea exactamente el carácter que tu música necesite.

Texto original disponible aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *