04/06/2015

Making Music: Escucha activa

makingmusic

Continuamos con la traducción de los capítulos disponibles en la web de Making Music. Creative Strategies for Electronics Music Producers, un libro escrito por Dennis DeSantis y editado por Ableton con una colección de soluciones frente a bloqueos creativos con un énfasis especial en solucionar problemas musicales, progresar y (lo más importante) finalizar lo que has comenzado.

Escucha activa

Problema:

Aunque escuchas mucha música no tienes la sensación de estar aprendiendo de lo que oyes. Sabes lo que te gusta pero no comprendes por qué te gusta o como extraer las ideas técnicas o de composición de lo que escuchas de manera que puedas reutilizarlo en tu propia música.

Para mucha gente, escuchar música es una experiencia pasiva. Nos ponemos música pero luego nos ponemos a hacer una actividad más importante. La música se está reproduciendo y estamos más o menos pendiente de ella, pero está sirviendo con un propósito decorativo o como una especie de banda sonora para cualquier otra cosa que estemos haciendo. Aunque esto es desde luego mejor que no estar escuchando música, puedes aprender más si dedicas algo de tiempo a una escucha activa.

Solución:

La escucha activa simplemente significa escuchar como actividad principal y es una habilidad importante a desarrollar. En vez de usar la música como fondo para otra actividad, prueba a escucharla sin hacer nada más. Esto requiere tiempo, silencio y concentración, que igualmente son las habilidades que necesitas para tus propias producciones. Una buena manera de comenzar es simplemente poner algo de música y dedicarle toda tu atención por completo. Si estás escuchando desde tu ordenador, cierra cualquier aplicación abierta (y, si es posible, también tus ojos). En este punto, no estás intentando escuchar con un enfoque en concreto sino más bien general. Si puedes concentrarte y evitar distracciones, te sorprenderás con cuanto más puedes escuchar en comparación con una escucha pasiva.

El siguiente paso en una escucha activa es comenzar a reconstruir lo que está pasando en la música que estás escuchando.

Aquí tienes algunos consejos para hacerlo:

Escucha por capas

Una buena manera para escuchar activamente es escuchar el mismo tema múltiples veces y obligarte a concentrarte en diferentes parámetros cada vez. Por ejemplo, dedica una pasada escuchando únicamente:

Sonido:¿Cuáles son las características de timbre de está música? ¿Qué instrumentos se han usado? ¿Cuál es la textura? (denso frente a disperso) ¿Hay algunas técnicas de producción específicas que puedas reconocer? (tanto de tú propia música como la de otros) ¿Qué tipo de “espacio” acústico sugiere la música? (seco frente a reverberante, cercano frente a lejano, etc…)
Armonía: ¿En qué clave (si la hay) está la canción? ¿Qué acordes se han usado? ¿Existe alguna progresión de acordes o cambia de sección´n a sección? ¿Si no hay cambios de acordes (como puede ocurrir en algunas músicas minimalistas o experimentales) ¿está la armonía implicada de algún otro modo?
Melodía: ¿Qué ocurre en la melodía? ¿Ocupa un rango amplio o estrecho? ¿Cuál es su contorno general?: ¿Angular y con muchos saltos? Paso a paso, con un movimiento entre uno o dos semitonos? ¿Qué instrumento o voz lleva la melodía? ¿Va cambiando? Si no hay una melodía clara (como puede ocurrir en músicas experimentales o minimalistas) ¿Está la melodía implicada de algún otro modo?
Ritmo:¿Cómo están los eventos distribuidos entre rangos de tiempo cortos como un compás o frase? ¿Son patrones que se repiten o van ocurriendo variaciones rítmicas que ocurren una sola vez? ¿Son el tempo y el ritmo claramente identificables o se trata de música libre y arrítmica? ¿Qué instrumentos tienen el mayor impacto en el ritmo? ¿Qué es lo que hacen los instrumentos menos rítmicos?
Forma:¿Cómo evoluciona la canción en el tiempo? ¿Hay divisiones en secciones claras o los límites entre regiones son difusos? ¿Qué define una sección frente a la otra¿ ¿Hay instrumentos que sólo suenan en algunas secciones o la instrumentación es la misma en cada sección?

Escucha por bloques

Aislando y repitiendo breves fragmentos de música podrás concentrarte en parámetros más específicos o instrumentos tal y como hemos comentado con anterioridad. La mejor herramienta para hacerlo es tu DAW. Prueba a cargar la canción que quieres escuchar en el timeline de tu DAW, ajusta el tempo del proyecto para que coincida con el de la canción y ajusta el loop en una sección corta de uno o dos compases como mucho, convirtiéndolo en una frase musical. Escucha este loop tantas veces como sea necesario para que puedas realmente oír lo que está sucediendo en el parámetro que estás escuchando. Entonces, avance al siguiente bloque y repite. Cuando estés, vuelve al principio y gradualmente ve expandiendo la longitud del loop para poder cubrir una mayor cantidad de tiempo en tu escucha única. Escuchar por bloques de este modo también es una buena manera de aprender o memorizar una parte en concreto de oído.

Escucha subjetivamente

Además de ayudarte a aprender cómo “funciona” una pieza de música en particular, la escucha activa puede ser de ayuda para comprender tus respuestas subjetiva a la música. Por ejemplo, ¿hay algunos aspectos de la canción en particular que te suenen familiares, nostálgicos, emocionales, etc… ¿Puedes explicar por qué? (quizás con una referencia a los parámetros discutidos anteriormente). Cuando se escucha música de un modo pasivo es normal tener cierto tipo de respuesta emocional pero mediante una escucha activa tienes la oportunidad de comprender qué es, específicamente, lo que causa esta respuesta. Y una vez comprendas una técnica o gesto musical, serás capaz de adaptarlo para usarlo en tu propia música.

Texto original disponible aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *